Es preciso acabar con la precariedad laboral

El aumento de los salarios es positivo, pero insuficiente