UGT insta al nuevo gobierno y a los empresarios a que los salarios mínimos suban a 1.000 €

IPC octubre de 2019

Los datos de IPC publicados hoy por el INE, correspondientes al mes de octubre, repiten la misma tasa anual que el mes anterior, es decir, el 0,1%, manteniendo la tónica de inflación muy baja que comenzó en abril.

Los responsables de esta baja inflación, cercana a cero, son la tendencia descendente que desde el mes de abril experimentan los precios de la electricidad, muy relacionado con los bajos precios del gas en los mercados internacionales, y la bajada, desde el verano, del petróleo en estos mismos mercados.

Si se toma en cuenta la inflación subyacente, que elimina el efecto de los precios energéticos y de otros componentes muy variables de la inflación, vemos que se sitúa en cifras mayores, el 1%. Se trata de una tendencia a la inflación históricamente muy baja, comparado con los valores superiores al 2% que esta variable promediaba, por ejemplo, en la década anterior a la crisis.

Para UGT, estos datos no hacen más que evidenciar la necesidad de que aumenten los salarios de los trabajadores y trabajadoras de nuestro país. Son compatibles ganancias de poder adquisitivo y subidas salariales con entornos de inflación estable y controlada, siempre y cuando haya un comportamiento responsable de los márgenes empresariales. La CEOE acordó que el salario mínimo de convenio tiene que subir a 1.000€ mensuales, de acuerdo con el AENC, que finaliza precisamente en 2020.

Además, UGT señala que este escenario de baja inflación se repite por toda Europa. Como ha mencionado el Banco Central Europeo, la política fiscal, es decir la inversión y el gasto de los Estados, deberían acompañar a esta situación. Para el sindicato, sería una buena reflexión para el nuevo Gobierno, sobre todo de cara a la elaboración de los nuevos Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2020.

Es importante que los salarios suban para incentivar la demanda interna y así apuntalar la economía y contrarrestar la desaceleración que está motivada fundamentalmente por factores exógenos, como el Brexit o la guerra comercial, pero que se puede ver acentuada precisamente por una retracción del consumo.


► Audio de Cristina Antoñanzas, Vicesecretaria General de UGT

► Comunicado de prensa completo

Vídeo:

📹 Estás viendo:  Cristina Antoñanzas, Vicesecretaria General de UGT