UGT participa en la 105ª Conferencia Internacional del Trabajo

Los sindicatos españoles organizarán un acto, el día 2, en defensa del derecho a huelga

​UGT participa, en Ginebra, en la 105ª Conferencia Internacional del Trabajo (que comenzó el 30 de mayo y concluirá el 10 de junio) y en la que asisten más de 5000 delegados de gobiernos, trabajadores y empleadores de los 187 miembros de la Organización Internacional de Trabajo (OIT).

En el marco de esta Conferencia, UGT y CCOO, celebrarán el día 2 de junio, un acto en defensa del derecho de huelga, en el que participarán además de los secretarios generales de ambos sindicatos, Pepe Álvarez e Ignacio Fernández Toxo, el secretario general adjunto de la Confederación Sindical Internacional, Jaap Wienen y la Secretaria Confederal de la Confederación Europea de Sindicatos, Esther Lynch. A este acto en defensa del derecho de huelga están invitados los miembros de las 187 delegaciones de trabajadores que participan en la 105ª Conferencia Internacional del Trabajo.

En España, más de 300 sindicalistas han sido acusados por participar en piquetes informativos en las dos últimas huelgas generales, aplicándose un artículo, el 315.3 del Código Penal, del que nunca se había hecho uso en la democracia española.

Además de la derogación de ese artículo, que atenta contra el derecho de huelga y la libertad sindical, los sindicatos exigen la revisión de todas y cada una de las condenas firmes que ha habido, para que nadie en nuestro país sufra prisión por el ejercicio de un derecho fundamental como es el de huelga y para que nadie tenga antecedentes penales, como está ocurriendo.

Una demanda sindical y social que, en algunos casos, ha sido atendida y refrendada por los tribunales, pero no en otros casos, como consecuencia de la aplicación de este artículo obsoleto del Código Penal. Así UGT continuará pleiteando en los tribunales para que se revoque definitivamente la sentencia contra los 5 sindicalistas de Arcelor, durante su participación en un piquete informativo en la huelga general del 29 de marzo de 2012, y proseguirá luchando en favor de todos aquellos que han sido condenados, injustamente, únicamente por ejercer su derecho fundamental a la huelga.

“Todos vamos a perder” si continúan incrementándose las desigualdades

En la apertura de esta Conferencia el Director General de la OIT Guy Ryder, pidió a los participantes que actúen para “construir el futuro del trabajo que estamos esperando”, y situó el trabajo como elemento clave para hacer frente a los numerosos desafíos a los que se enfrenta la humanidad. Afirmó que “todos vamos a perder” si se sigue la tendencia actual de incremento de las desigualdades.

Ryder, que presenta en esta Conferencia el informe “La iniciativa para poner fin a la pobreza: la OIT y la Agenda 2013”, advirtió del alejamiento del objetivo de justicia social. Por eso instó a los participantes que tengan en cuenta estos criterios a la hora de abordar los distintos debates.

Las Comisiones formadas por representantes de los gobiernos, empleadores y trabajadores abordarán entre otros temas: la promoción de trabajo decente en las cadenas globales de suministro; cómo han sido aplicadas las recomendaciones de la Declaración de la OIT sobre Justicia Social 2008; el grado de aplicación de las normas de la Conferencia (en este sentido, Ryder ha manifestado que un sistema de normas fuerte, relevante y con autoridad es un requisito necesario para contar con una OIT más efectiva e influyente) o la aprobación del enmiendas al Convenio sobre el trabajo marítimo 2006.

La CSI y la CES instan, en el marco de la Conferencia Internacional del Trabajo, a que se respeten los derechos de los refugiados

Coincidiendo con la celebración de esta Conferencia Internacional del Trabajo, la Confederación Sindical Internacional y la Confederación Europea de Sindicatos han instado a los Gobiernos a apoyar el derecho de los refugiados a residir en un lugar seguro.

La Secretaria General de la CSI, Sharan Burrow, ha acusado a los gobiernos de incumplir sus responsabilidades en base a la legalidad internacional, ha destacado el distanciamiento de los gobernantes del sentimiento generalizado de la opinión pública y ha reclamado una estrategia de reasentamiento global y cooperación, así como los fondos a escala mundial, vitales para la protección social y la infraestructura necesarias para cubrir las necesidades de los refugiados en los países de acogida.

En la misma línea, el Secretario General de la CES, Luca Visentini, ha pedido que “las personas que solicitan asilo deben ser tratadas con humanidad, y respetando la legalidad internacional”. En este sentido, ha calificado de “inaceptable” que la UE pague a Turquía para mantener a los refugiados fuera de Europa, o la construcción de muros para impedir el paso a personas que huyen de la guerra. Debe haber una redistribución justa de refugiados en toda Europa. La responsabilidad no puede relegarse a unos pocos países que están en primera línea o que son los que hacen lo correcto. Es necesario invertir en servicios públicos para ayudar tanto a los refugiados como a las comunidades que los acogen, e integrar a los refugiados en el mercado laboral – estrictamente en base al principio de igual salario por trabajo de igual valor. No a la explotación de los refugiados, no a la reducción de salarios”.

La CSI, la CES y sus afiliadas distribuirán distintivos “refugiados bienvenidos” y copias de un nuevo informe especial de la CSI/CES sobre el tema, entre los delegados a la Conferencia.

Los sindicatos están profundamente preocupados por la muerte de más de 500 refugiados en los últimos días en aguas del Mediterráneo, y reiteran sus demandas de rutas legales seguras, respeto a la vida humana y estructuras de acogida adecuadas.